Seguidores :)

domingo, 15 de mayo de 2011

-Puedo ser divertido si quieres, o pensativo, listo o supersticioso, valiente, incluso bailarín. Seré lo que quieras. Dime lo que quieres y lo seré por ti.
- Eres tonto.
- Lo podría ser...
Y si un día vuelvo a verte
maldita sea mi suerte.
Que no es suerte, que es capricho
del sueño de estar contigo.

De hecho, se volvió loco
y se movía según el siroco.
De hecho, el corazón roto
baila al son del alboroto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario